Ojos que llegan, ojos que permanecen, ojos que se van en un reloj de arena